El escriba, el halcón y la esfinge

Image for post
Image for post
Image for post
Image for post

¿Quién soy? Estoy tratando de averiguarlo.

Jorge Luis Borges

El fulgor de Luna llena, brilla en la casa de la vida. De alguna manera, escribir este sueño, va más allá de mis límites. Pero no hay límites en mi consciencia, aunque no recuerdo nada. La imagen de la estela del rey serpiente, en el Museo del Louvre, aún me estremece, pero más aún, el sueño extraño de esta noche blanca, en estado particular insomnio. y duermevela, el hecho es que no consigo conciliar el sueño, y por eso escribo de una manera que nunca había imaginado, con imágenes poéticas irracionales, dibujos de líneas y en un lenguaje que al parecer, no tiene sentido pero que me lleva a escribir de noche, mientras en la ciudad todos duermen.

En una noche pueden suceder varios siglos, en una espiral de tiempo y sueños.

De día suelo visitar el museo, con cierta frecuencia. Hay otra escultura en el museo que nunca olvidaré, desde la primera vez que miré en sus ojos, ejerce un magnetismo en su mirada, que no he visto en los ojos de nadie. La memoria de los siglos contemplan a este escriba sentado, sobre las piernas cruzadas, la hoja del papiro en el regazo sujeta con la mano izquierda, mientras que con la derecha sostiene el cálamo.

Desde que reina el faraón, el eterno, el amado de Ptah, el dios Ra, el hijo del rey y la reina, los dioses han sido muy beneficiados tanto los templos como los que viven en ellos, además de todos los que de él dependen, siendo un dios nacido de dios y diosa —como Horus, hijo de Isis y Osiris, quien vengó a su padre – , y siendo benevolentemente dispuesto hacia los dioses, ha dedicado a los ingresos de los templos dinero y grano, y ha invertido mucho dinero para la prosperidad de Egipto, y ha consolidado los templos, ha sido generoso con todos sus medios, y de los ingresos y los impuestos que recibe de Egipto una parte ha sido condonada completamente y otra reducida a fin de que el pueblo y todo lo demás sea próspero durante su reinado…

El sol de la mañana en Menfis, Muro blanco, iluminaba los ojos de Kai, mientras escribía concentrado, lentamente, sobre el papiro, en la tablilla con el cálamo. Durante un momento pensó en la otra vida y en el aire de los siglos. No había trabajo más hermoso que el de escriba. La vida no es más que un tejido de sueños.

***

Alejandro Mos Riera, 2019

Texto extraído del libro de relatos «Vivir en los cuentos» (La vida es cuento)

Written by

Alejandro Mos Riera is a Spanish polymath. Poet, writer, journalist, painter, photographer, musician and filmmaker. http://about.me/mosriera http://riera.info

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store