Image for post
Image for post

But his eyes they know all things His eyes they know all

(Swift as the wind)

Desperté de aquel horrible sueño En un enigma de ceniza

En un huracán de viejas palabras

Recordando los últimos instantes del siglo XXI

Ahora, que son nuevos tiempos Recuerdo un nueva espiral en el camino Hecha de círculos de color

Y materia infinita,

De sinestesia de la memoria

A veces enciendo un cigarrillo y salgo del poema

Prefería no hacerlo

Sentirse vivo fijando instantes en abismo

En un mapa de ideas, en un reloj a lo largo de los años Fotografías de tiempos pasados

En un libro escrito por sí mismo

Nube comida por la luna

¿Cuál es el sentido de todo esto?

Tal vez no exista, pero son palabras honestas Antes del final, en un tren misterioso

En la noche de incendios en la luz en la noche

Cuando un canto sin nombre

Desafinado sobre un lienzo en blanco Leer un cigarrillo

Fumar un poema

Bien, Todo empezó en el último tren del siglo XXI Rumbo al futuro,

En un viaje en el tiempo, más allá del tiempo

Donde un verso nos hacía vivir mil años

Tal vez la tradición de las palabras hermosas

Que pude decir a todas las bellas mujeres que vi en el camino De nuevo despertar

En un tren vacío

Coleccionando atardeceres Digamos en el “silencio blanco”

Lleno de dudas

En lugares donde almas solitarias Se asoman por cien ventanas

En los ojos ciegos

Por un instante se despiden de la vida

Mientras lentamente las luces se apagan

Horas antes, el encuentro con un libro que debería salvarme del abismo

Alguien del silencio blanco dice

Esto son solo las memorias del subsuelo

De palabras lejanas de todo aquello que vemos

De todo aquello que pensamos

Todo aquello que hemos vivido.

Una persona de alguna manera

Es uno mismo y tal vez muchas personas

Toda esa sucesión

En el olvido, en los cigarrillos en las palabras ácidas

Y breves sueños.

Yo, yo mismo recluido del mundo Extraño de uno mismo

Delirios de grandeza, viajes al corazón del final de la autopista

Nuestras memorias, ecos

De repente no existe el sentido del tiempo,

La capacidad de seguir el hilo de una conversación.

No es tan fácil vivir dormido

Por las incesantes químicas de los poemas destruidos

Donde habita el olvido, respirando cuchillos.

Luego vinieron otro trenes Otros lugares.

Pero claro, evidentemente

Aquel encuentro con alguien

Que creyó entender lo imposible del silencio blanco.

La luz enciende un lugar extinto de paredes escritas Y tristezas infinitas

Abandonado por las lágrimas de la lluvia.

Temeroso de mil cámaras observando la pequeña gran ciudad

Miedo, es lo que se inventa para tenernos atrapados

Sin poder expresar nuestras sensaciones

En este huracán llamado vida.

En mis manos escribo este río de la vida

De la a la z sin tiempo en un jardín nocturno

Viajando en la certeza táctil del silencio

En un grito dé sentido a ese silencio

Soñando perlas y lágrimas de alma.

Sin reloj, sin hacer ruido

Para oír caer las lágrimas y las horas

En un corazón de hielo donde habita el olvido

Para volar en un pensamiento

Donde ocurre el amanecer en un torrente de palabras

1, 2, 3

Dadá, dadá

Silencio de un mirlo en la noche

Conversando con las palabras escritas

Siendo otro,

otro, otro

y otro.

Estado del fin de un tiempo

Máquina invisible para no olvidar los sentidos

Decadencia del abismo

vagando por las calles.

Mi memoria, tu memoria

Perdida en la calle,

Esperando el último tren

Del último dia

Del primer día del siglo.

Sigo soñando en la calle En un color

Volando hacia el incendio de la luna ante los ojos

Hablando del pasado

Verdad al revés

Murmullo de la verdad del paraíso

Enigma de blanca luna.

Viaje eterno de las sombras errantes

Parte de uno mismo

Hojeando las páginas de un libro

Oigo todas las voces,

Pero ninguna puede compararse al fluir de una mente

En la atmósfera,

Esencia de la vida

Amor fuerte de lobos de lluvia

Quién puede morir,

Cuán triste es mori

Imagina el suelo firme

En la mentira dentro de la mentira

En un atisbo de orden y belleza.

Qué importa si en la noche

todos duermen.

Belleza cruel de un silencio blanco

Voces de arena mudas

Laberinto de máscaras

En un sueño en construcción

Nuestra amistad no depende de cosas como el espacio y el tiempo

Ficción de la vigilia al azar

Reducido a cenizas dentro de un libro

En una nueva mañana,

Hecha de momentos que permanecen en la memoria

Todo es uno, uno es todo.

Extraño de uno mismo.

Bien, todas la mentiras que nos muestran

Tejiendo la realidad son un

Papel en blanco,

mientras enciendo otro cigarrillo. Prefería no hacerlo

Desde el silencio

Después de encender 10000 cigarrillos

No puedo dejar de pensar que la realidad es

La gran costumbre

Pero estamos abandonados

En el anonimato durante quince minutos.

Sentir el amor como nunca antes había imaginado

La eternidad del verdadero amor

Es un enigma escrito en el viento.

Debería esperar aquello que nos queda por vivir

Como la esencia de estar vivo

Hacia la libertad hacia lo necesario

Partiendo de la honestidad con uno mismo

Y claro, no puedo dejar de olvidar

Ecos que atraviesan la noche más allá del silencio.

El último acorde de la extrañas canciones

Cada día el piano de la costumbre

Extrae notas donde recuerdo

Que la vida comienza en el momento que por primera vez

Hacemos el amor.

Esta es la historia de aquel silencio hecho de un volcán de

Páginas en blanco

De un enigma escrito en el viento.

Usted es el poema, semejante a su alma.

En un beso se entrega hasta la muerte.

La lluvia tertulia del cielo

El viaje de una conversación

De un lugar a otro lugar

De un tiempo a otro tiempo

Dentro del azar

La belleza del arte

Todo aquello que puedo decir no es válido

Si nadie siente estas palabras

Por la memoria

Por el viento

Por un sueño

De que todo lo que puede ser imaginado es real

Instantes eternos y bellos sueños

Nos hacen creer que cada instante no permanece

Pero existen ideas para inventar una nueva vida por vivir

En otro día de diamantes

Atravesar la noche, corazón hacia el cielo infinito

Desde las calles hacia el viaje que cambió todo.

No es parte de aquellos libros, nada.

Solo algo necesario, la vida, la razón de estar vivos.

La quimera que se introduce en nuestros pensamientos.

Nadie puede vivir sin amor, sin libertad.

Tal vez veo en los muros de las calles,

En el asfalto de la ciudad del misterio

La belleza de todas cosas en un día sin tiempo.

Ni siquiera tengo las palabras

Para este instante que no termina nunca

En una voz, en un poema escrito en el viento

Escrito en nuevos sueños

Hay un espacio infinito

Entre el arte y la vida

Entre la música y el silencio

Las grandes ideas tal vez sean como un río que no desemboca

En una playa donde un grano de arena

Simboliza un planeta

Un puñado de arena un sistema solar

Donde duerme la conciencia

De quien es atrapado

Por la realidad

Ver con mis propios ojos la vida en blanco y negro

Pianos de hierba en la ciudad imposible

Creación del universo en un lugar desconocido

Enigma escrito en un sueño

Enigma escrito en el viento

Cambiar de rumbo

Hacia el futuro, en la luz de un nuevo sol

Pero aquel que cierre sus ojos

En la llave de la realidad

Variaciones del silencio

Corazón arrugado de tinta negra

La noche anterior al día de mañana

Que hoy recuerdo

Explosiones de tiempo en la memoria

Viaje inicíatico

En algún lugar que no está en este mundo

Recordar que el tiempo donde ahora estamos

Ha terminado antes del principio

en este libro escrito por sí mismo.

El futuro, es aquí y ahora.

(Enigma escrito en el viento) Alejandro Mos Riera, 2011

Written by

Alejandro Mos Riera is a Spanish polymath. Poet, writer, journalist, painter, photographer, musician and filmmaker. http://about.me/mosriera http://riera.info

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store